Blog

Lee las últimas noticias

El termino RAID viene de Redundant Array of Independent Disks (Arreglo redundante de discos independientes).

¿Qué es RAID?

Un arreglo de discos en RAID es un conjunto de discos que funcionan en conjunto formando una sola unidad lógica. Por ejemplo, se pueden tener 5 discos de 100 Gb; de estos, 4 se usan para almacenar la información y el 5º como paridad para verificar la información. Dichos discos en conjunto, se verán como unidad lógica de 400 Gb solamente

Esto aplica principalmente a las SAN o Storage Area Network (Área de red de almacenamiento), las cuales, se encargan de distribuir las cargas sobre arreglos de discos. Otra versión son las NAS o Network Attached Storage (Almacenamiento Ligado a la red).

Las características principales de un RAID, las cuales pueden ser configuradas de acuerdo a lo que uno requiera, son:

Mirroring: Es cuando diversos discos tienen repetida información a través de ellos. Así se logra tener una facilidad para poder soportar fallas de discos. Este se puede combinar con el hot Swapping: donde un disco se puede retirar sin problemas cuando falla y se inserta uno nuevo sin dar de baja el arreglo de discos.

Striping: En esta forma de configuración, se tienen secuencias de bloques guardados a través de los distintos discos que componen el RAID. Dicha configuración es muy rápida por el paralelismo que se tiene para acceder a la información.

Error correction: Esta forma es muy segura para prevenir pérdida de información, al incorporar un disco de paridad para poder validar cada bloque está siendo leído o escrito. Sin embargo, el lograr este tipo de tareas, hace que sea la configuración más lenta.

Cabe aclarar que RAID NO es respaldo de información como normalmente se confunde. El tener un RAID no significa que se está respaldando la información. Si ayuda a prevenir la pérdida o falla de discos simples o cierta cantidad de información; sin embargo, siempre puede haber toda clase de problemas que afecten o dañen un RAID completo: incendio, terremoto, falla de hardware, falla de software, etc.