Blog

Lee las últimas noticias

Existe la necesidad de acceder a la informática prácticamente te en cualquier lugar, en varios tipos de dispositivos diferentes como computadoras de escritorio, computadoras portátiles y teléfonos inteligentes. Muchos dispositivos significan que existen muchas oportunidades para desorganizarse. Una forma de mantener la velocidad y la organización es considerar la compra de un servidor. En realidad, cualquier empresa con más de dos empleados debe considerar utilizar un servidor. Esto no solo ayuda a prepararse para el crecimiento, sino que además permite mejores operaciones empresariales desde el comienzo. Los servidores juegan un rol importante en cualquier red de TI y realizan un número de tareas esenciales.

Los servidores deben tener un gran impacto en las operaciones. Las empresas enfrentan una variedad de desafíos de TI. Necesita que TI sea confiable y flexible para respaldar su empresa en los momentos de cambios. La administración cuidadosa de los requisitos de alimentación y enfriamiento, y la administración simplificada del centro de datos pueden reducir los costos de administración. Necesita que los servidores lo ayuden a superar todos estos desafíos.

Te presento algunas de las ventajas de introducir un servidor en tu empresa:

  1. Centralizar la gestión de los usuarios y las contraseñas. Un servidor se encargará de gestionar todos los usuarios y sus contraseñas. Nos permitirá establecer políticas de caducidad de contraseñas, complejidad de las mismas, etc. Esto permite mejorar la seguridad dentro de la empresa, sabemos que por ejemplo, al dar de baja un usuario dentro del servidor evitamos desde ese mismo momento que pueda acceder a los datos compartidos.
  2. Minimizar el número de credenciales dentro de la red. Tener un usuario con su contraseña para entrar en Windows, otro para poder acceder a la carpeta compartida, otro para que funcione el acceso remoto desde casa… Todo esto se puede simplificar teniendo un único servidor que se encargue de comunicarse con los distintos elementos de la red y poder usar un mismo usuario y contraseña para todo.
  3. Establecer políticas en los ordenadores Windows. Desde el servidor se pueden configurar restricciones en los ordenadores de los usuarios. Por ejemplo: establecer un mismo fondo de pantalla corporativo y que no se pueda cambiar, gestionar las actualizaciones de Windows, evitar que un usuario entre en un ordenador que no es el suyo, desactivar el acceso a pantallas de configuración de Windows, etc.
  4. Centralizar los datos. Si tenemos todos los ficheros en un servidor, los usuarios podrán acceder a los mismos a través de la red sin necesidad de estar enviándose los documentos por correo electrónico. El servidor se encargará de gestionar los permisos de acceso y de registrar las conexiones. Si un ordenador de un usuario se estropease, siempre se podría acceder al servidor desde otro dispositivo y los datos no estarían comprometidos. El acceso a los datos se puede realizar tanto desde ordenadores, como de tabletas y teléfonos móviles.
  5. Facilidad de gestión de las copias de seguridad. Cuando tenemos todos nuestros datos en un servidor, se facilita enormemente la gestión y el mantenimiento de las copias de seguridad. Sólo hay que monitorizar un único dispositivo que contiene todos los datos críticos de la organización.
  6. Aplicaciones centralizadas. Si varias personas tienen que acceder, por ejemplo, al mismo programa de contabilidad, lo ideal es que este programa se instale en un servidor con todas las ventajas que hemos comentado anteriormente. No dependemos de que otro usuario tenga encendido su ordenador para poder entrar en la contabilidad.
  7. Gestionar el acceso remoto. Se puede configurar un servidor para permitir el acceso remoto a los datos mediante conexiones seguras por VPN. De esta manera, un usuario con los permisos adecuados, podría conectarse al servidor desde el ordenador de su casa para terminar una oferta que había dejado pendiente.

El énfasis en la infraestructura de computación puede que al final dé buenos resultados. Eso significa que su empresa está creciendo. La mejor forma de adelantarse a ese crecimiento es comprar un servidor.

Al decidir qué servidor desea implementar por primera vez, es importante también considerar las actualizaciones de la futura infraestructura. El rápido crecimiento de la empresa puede requerir una solución de servidor más sofisticada, y por supuesto, debe ser rentable y compatible con las ofertas de almacenamiento de otros proveedores.

A la hora de valorar si adquirimos un servidor hay que estudiar los pros y los contras y dejarse asesorar por un informático experto que escuche las necesidades de la empresa y proponga la mejor de las soluciones.